Tarta para Ale

La tarta de hoy me la encargó mi amiga María José en esta ocasión para el 50 cumpleaños de Ale, su marido. Le había preparado una fiesta sorpresa y no quería dejar atrás ningún detalle. Tengo que agradecer de nuevo la confianza que ponen en mí , ya que han contado con mi trabajo en numerosas ocasiones y eso significa mucho para mí.

Cuando María José me encargó la tarta y me comentó la temática… ¡Me quedé en shock! Quería que Ale apareciese en la tarta en su clase de spinning con su monitora de siempre. Y lo primero que me vino a la mente fue ¿Cómo hago yo, no una sino dos bicicletas de spinning? Después de darle muchas vueltas al coco sobre el diseño y decoración de la tarta y algún incidente que otro con el modelado del muñeco… prueba superada. Era todo un reto para mí pero al final aquí podéis ver el resultado. Aunque lo mejor de todo ha sido ver la cara del protagonista cuando ha visto su tarta. Como siempre digo, es la mejor recompensa de este trabajo.

En cuanto al relleno de la tarta, he optado por bizcocho de vainilla bañado en almíbar de almendras, recubierto de crema de limón. Me ha gustado mucho la combinación, así que aprovecho para recomendarla desde aquí.

Y para terminar, sólo me queda felicitar a Ale, al que conozco desde hace muchos años. Me enorgullece  haber podido poner mi granito de arena en este cumpleaños tan especial. ¡Muchísimas felicidades y a seguir cumpliendo años así de joven!

Suscríbete por email:

Desarrollado por: FeedBurner